6/04/2022

Pablo Blanco, Ficus de Oro Honorífico del XXII Festival de Cine Sant Joan d’Alacant

El montador de cine Pablo Blanco, el elegido por la organización para ser el Ficus de Oro Honorífico de la XXII edición del Festival de Cine Sant Joan d’Alacant, a celebrar del 7 al 14 de mayo de 2022.

Pablo Blanco, tres veces ganador del Goya por Airbag, No habrá paz para los malvados y Las brujas de Zugarramurdi, está acreditado en al menos 90 producciones y abarca una trayectoria de más de 40 años en el montaje. Ha trabajado con muchos de los grandes de la industria, incluyendo a Enrique Urbizu, Mariano Barroso, Juanma Bajo Ulloa o Álex de la Iglesia, con quienes también ha obtenido sendas nominaciones al Goya por La madre muerta y Acción mutante respectivamente. El documental Asaltar los cielos (1996) le valió otra nominación al Goya, y al margen de los premios de la Academia, estuvo nominado a los Premios Fénix por Las brujas de Zugarramurdi y logró la Medalla del Círculo de Escritores Cinematográficos por su labor de montaje en No habrá paz para los malvados.

Nacido en 1955 en Madrid, empezó en el montaje con 17 años, tras comenzar a trabajar en los estudios Cinearte de auxiliar de producción. El director de Cinearte le dio la posibilidad de elegir la opción de dedicarse al sonido y tras un periodo en el que pudo trabajar con varias disciplinas finalmente optó por la especialidad del montaje. Profesionalmente se ha sentido próximo al formato documental y ha destacado también editando el sonido en películas como Acta General de Chile (1986), El sueño del mono loco (1989) y Yo soy esa (1990).

En 2022 añade el Ficus de Oro Honorífico a su colección de reconocimientos, un premio que se entregará el sábado 14 de mayo en la Casa de Cultura de Sant Joan, como parte de la entrega de premios del certamen.

En declaraciones del director del certamen, Toni Cristóbal y la concejala de Cultura, Esther Donate:

“Así como el año pasado recibió el honorífico el maquillador José Quetglas, el de esta edición sigue una senda continuista con los reconocimientos a figuras relevantes de oficios del cine poco visibilizados. El montaje de cine, que históricamente ha contribuido esencialmente en la evolución del lenguaje audiovisual, es una disciplina que cuenta con grandes representantes en nuestro país. Pablo sin duda encarna los valores de cercanía y dedicación por el cine habituales en el resto de reconocimientos honoríficos del Festival de Cine de Sant joan, y ha ayudado enormemente al desarrollo de la industria, por lo que poder hacerle entrega de este premio nos hace una tremenda ilusión”.